HOMEOPATÍA vs TERAPIA FLORAL (flores de Bach) ©

Share on Pinterest
There are no images.
Compartir a amigos










Enviar

homeopatia flores de bach

El mal no existe como algo en sí mismo, es simplemente ausencia de bien. Lo que existe es el bien. De la misma manera que lo que existe es la luz y la oscuridad es sólo su ausencia.

Por esta razón es inútil combatir el mal de frente en cualquiera de sus manifestaciones, ya que no hay nada, en sentido estricto, contra que luchar.

Edward Bach, a pesar de ser un homeópata reconocido en su tiempo, trascendió la premisa homeopática de “lo similar cura lo similar” (principio que sostiene que la enfermedad puede ser tratada por el patrón vibracional de aquella sustancia que, en dosis materialistas, produce en una persona sana los mismos síntomas de la enfermedad a tratar) porque tenía muy presente este principio universal. Él entendía que el odio no se vence con más odio sino con amor, que la violencia no se inhibe con más violencia sino con mansedumbre, que el egoísmo no se combate con egoísmo sino con generosidad… Es decir, lo importante es el aporte en positivo que llena la ausencia de una determinada virtud. De esta forma, la debilidad sólo puede combatirse con fortaleza, la tristeza con alegría, el miedo con valentía, etc.

Bach estaba totalmente de acuerdo con Hanneman (padre de la Homeopatía) cuando afirmaba que «lo similar cura lo similar» refiriéndose a la enfermedad como un medio para facilitar la sanación a otro nivel (Por ejemplo, la persona que desarrolla rigidez en las articulaciones en un intento por flexibilizar su rigidez de pensamiento), pero con el tiempo entendió que este principio no debía transpolarse hasta el remedio.

Él veía en Hanneman a un genio, pero con la limitante del tiempo que da una vida. Consideraba que si hubiera contado con más años para observar, experimentar y pensar en este asunto habría llegado a la conclusión (de la misma manera que Bach) de que los remedios vibracionales en lugar de empujar en la misma dirección del padecimiento a tratar, deben limitarse a ser luz que ilumina aquellas zonas obscuras de la conciencia que están condicionando, desde un nivel más profundo, la existencia del síntoma.

Y esta es quizá la principal diferencia entre la medicina homeopática y la medicina floral, o si se prefiere, entre los remedios homeopáticos y las flores de Bach: Los primeros estimulan la autosanación resonando con la enfermedad. Los segundos, sin necesidad de ser sometidos a procesos de potenciación (respetando su frecuencia natural), se limitan a elevar la vibración de la virtud contraria de aquello que condiciona el síntoma, favoreciendo, dentro de un contexto terapéutico floral, la resolución del conflicto existencial.

El Dr. Bach consideraba que la enfermedad no era un asunto casual o accidental, sino un último intento del alma por llamar la atención de la personalidad para que ésta rectifique y se realineé con sus dictados. Por lo tanto, la terapia floral entiende que la enfermedad debe ser respetada y aprovechada como lo que es, un camino espiritual que no debe ser trastocado antes de que su mensaje sea develado (“La enfermedad no es un mal a suprimir sino un beneficio a comprender” decía Bach). Por lo tanto los remedios florales bien utilizados (dentro de un contexto terapéutico), están más al servicio de este objetivo espiritual que el de eliminar sintomatología antes de tiempo. Esto no quiere decir, desde luego, que la terapia floral renuncie al objetivo de aliviar cualquier trastorno; todo lo contrario, simplemente busca hacerlo en los tiempos correctos y por la vía correcta, es decir, a través del camino de la consciencia.

«A través de su alta vibración, determinadas flores, arbustos y árboles silvestres de un orden superior, tienen el poder de aumentar nuestras vibraciones humanas y dejar expeditos nuestros canales a los mensajes de nuestro Yo espiritual, inundar nuestra personalidad con las virtudes que nos son necesarias y de este modo lavar los defectos (de carácter) que causan nuestros males. Como la buena música u otras cosas grandiosas, capaces de inspirarnos, están en condiciones de elevar nuestra personalidad y  acercarnos más a nuestra alma. De este modo nos brindan paz y nos liberan de nuestros padecimientos. No curan atacando directamente la enfermedad, sino invadiendo nuestro cuerpo con las bellas vibraciones de nuestro Yo  Superior, ante cuya presencia la enfermedad se derrite como nieve al sol” (Dr. E Bach, 1934)

Sin duda, el salto a la alternativa homeopática desde la medicina académica es, por muchas razones, una genialidad. Pero no lo es menos el movimiento que Bach hace desde la homeopatía a la terapia floral. Por esta razón, y sin demeritar a la alopatía, y menos aún a la homeopatía, que tienen su valor en sí mismas, creo que la terapia floral también debe ser reconocida como lo que es, otra genialidad terapéutica que reclama su espacio en el tratamiento de la enfermedad.

Todos los artículos de este sitio pueden ser reproducidos, siempre y cuando se cite al autor, Miguel Ángel Barquín, y la página donde fue inicialmente publicado,www.preesencia.mx

Te invitamos a leer nuestro artículo anterior MIMULUS: Miedos nombrables

Gracias por tu atención

Categories: Articulos

10 Comments

  1. arthur
    arthur On agosto 20, 2014 at 2:43 am Responder

    Hola !

    Referente a este articulo, creo que esta muy mal informado y es carente de conocimientos sobre lo que en realidad es la homeopatia, pues usted menciona que la homeopatia se probo a dosis toxicas, cosa que es una total mentira Y como dicen por ahi… Nadie ve lo que la mente no conoce !!!
    Por otra parte se menciona que Hahnemann no tuvo la vision de este tipo de tratamiento… Amigo hay que conocer las dosis homeopaticas para poder hablar con provecho, pues la homeopatia es tambien una terapia vibracional «energetica» donde se trata al hombre como ser individual (mente- espiritu -cuerpo) con tal precision que no cualquier remedio es util para 2 personas con la misma enfermedad.
    No menosprecio las Flores de Bach, al contrario son de gran utilidad, y Lo que Edwar Bach hizo fue adaptar lo que sabia de homeopatia en una forma «al inicio» distinta de preparacion de los remedios naturales, enfocandose precisamente a las flores captando su energia por el metodo ya conocido de agua de manantial y fijacion en brandy.

    Saludos !
    Espero que mi comentario le sea de utilidad y se de a la tarea de leer la filosofia homeopatica.

    • Miguel Angel Barquín
      Miguel Angel Barquín On agosto 30, 2014 at 4:31 pm Responder

      Hola Arthur,
      Ante todo agradezco mucho tu participación.
      Me dices que yo digo que «la homeopatía se probó a dosis toxicas». No sé a qué te refieres, yo no dije algo así.
      Dices que hay que conocer las dosis homeopáticas. Las conozco, sé que no tienen ningún principio activo a nivel molecular y que su cualidad terapéutica es vibracional. No sé que parte de mi escrito te hizo pensar que no lo veía así.
      También mencionas que «…la homeopatía es también una terapia vibracional “energética” donde se trata al hombre como ser individual (mente- espíritu -cuerpo) con tal precisión que no cualquier remedio es útil para 2 personas con la misma enfermedad». Estoy totalmente de cuerdo contigo. Si vuelves a leer con calma el artículo verás que no desmiento en ningún momento esta afirmación.
      En definitiva Arthur, el artículo no trata asuntos relacionados con tus objeciones, se limita a contrastar el postulado de lo «similar cura lo similar» con el enfoque filosófico de Bach.
      Saludos!

    • maria antonia hernandez estrada
      maria antonia hernandez estrada On marzo 29, 2015 at 4:10 am Responder

      bueno el doctor homeopata que no da valor a las flores de Bach, ya hizo que nos transmitiera estos conocimientos que acabo de leer y que no conocía yo , pienso que su misión no es desacreditar las virtudes de las flores de bach, si no un canal para que ud. nos compartiera sus conocimientos. gracias por su dedicacion al estudio .

      antonia

  2. e. Imholz
    e. Imholz On marzo 25, 2015 at 5:39 pm Responder

    Estimado Miguel Ángel Barquín:

    Excelente artículo de una persona seria, responsable y que conoce el tema.
    Ojalá los homéopatas menos estudiosos de estos temas, comiencen a entender mejor las diferencias entre las flores de Bach y la homeopatía. Ambos campos fascinantes y útiles para a poyar a la humanidad.

    Gracias por su publicación
    Edith Imholz

  3. Bernie uribe
    Bernie uribe On marzo 25, 2015 at 8:42 pm Responder

    Hola saludos
    interesantes sus comentarios y muy acertados en ambos casos, pero mi pregunta es si han considerado que ambas cosas, la Homeopatía
    como las terapia floral,, solamente son remedios para que la persona salga momentáneamente de su estado de limitación, física o mental a la que el Ser afectado llego..
    dentro de mi línea de trabajo que he tratado con miles de personas me he dado cuenta que toda enfermedad, trauma, o experiencia negativa en nuestra vida, siempre hubo una causa anterior que se registro en los registros del Alma, a manera de un programa o lección de vida no aprendida, sea esta por acontecimientos de vidas pasadas, por elección de aprendizaje, o por herencia genética de la línea ancestral, según mi propia experiencia ,estos sucesos generan emociones y están afectan nuestro desarrollo del Ser, estas alternativas son muy eficientes como un efecto placebo , Pero si no se escudriña la causa de donde origino esto, se desprograma a través del subconsciente, y se sana esa huella del Alma, que por un libre albedrio el alma de la persona eligió experimentar o repetir las lecciones no aprendidas, en un momento de la existencia la mayoría de las veces habrá acontecimientos que harán que la persona regrese a vivir la misma experiencia quizás no con la misma intensidad, por eso es importante, hacer reflexionar a la persona el por que llegó a ese estado degenerativo o limitativo en su vida para que su Alma entienda y comprenda el aprendizaje de vida, y entonces utilizar todas las herramientas para ayudar a recuperar la salud y el bienestar ..incluyendo Homeopatía o terapia floral Aceites esenciales Reiki y tantas alternativas disponibles en este momento..
    quizás puedan decir he sanado tanta gente si.. pero el registro no termina hasta que la persona deja esta existencia, no podemos cantar victoria sin saber que acontecimientos pueden estar en el futuro d una persona que puedan volver a disparar el programa mientras no se reconozca y elimine la causa.
    Les hago esta reflexión no para atacar o desestimar los remedios naturales solo para que se atrevan a explorar que hay mas cosas que tenemos que necesitamos aprender para lograr una verdadera sanación, cuerpo mente y espíritu, hacer que el paciente comprenda que no se pueden hacer las mismas cosas y esperar resultados diferentes, (Que es la definición de locura) La mayoría de pacientes es lo que esperan que alguien haga algo, les de a tomar algo mueva algo, y Ellos no tomar responsabilidad en su vida… por esa razón brujos, hechiceros santeros y seudo chamanes tienen tanto éxito por que esas son su promesas de cambiarles la vida sin que la persona tome responsabilidad de si mismo y no hagan nada. para modificar mínimo sus hábitos y costumbres.
    .. , ,

    • Miguel Angel Barquín
      Miguel Angel Barquín On marzo 25, 2015 at 11:27 pm Responder

      Hola Barnie,
      Agradezco mucho tus comentarios.
      Efectivamente, la naturaleza humana es multidimensional, por este motivo ninguna terapia aislada es la panacea. Las flores de Bach dentro del contexto terapéutico floral (no es lo mismo dar flores de Bach que dar terapia floral) son una alternativa de amplio espectro, sin embargo por sí sola insuficiente.
      Tú prestas especial atención a los asuntos sistémicos (a cargo de las constelaciones familiares principalmente), sin duda muy importantes.
      Saludos

  4. Mauro Addiego
    Mauro Addiego On mayo 6, 2016 at 10:17 pm Responder

    Que tal Miguel Angel! antes que nada quería decirte que me pareció muy interesante tu aporte. Si bien no soy ningún idóneo en el tema, me interesa mucho el mismo, dado que por recomendaciones personales he tenido alguna sesión de terapias con florales….
    Si bien creo haber entendido claramente su postulado, no comprendí completamente la diferencia en concreto de las terapias florales a diferencia de la homeoptía, ya que ambas trabajan en conjunto con la esencia de las flores silvestres, y poseen la misma creencia en que el Ser debe ser tratado como una individualidad, ya que si bien dos personas poseen mismos síntomas de enfermedad, o la misma, no implica que tengas que recibir las mismas flores (dado que cada persona «es un mundo»). Por lo tanto, específicamente, cual es la diferencia de ambas terapias? o dicho de otro modo.. el postulado de: «LO SIMILAR CURA LO SIMILAR» no lo comparten cien por ciento Hanneman y Bach?
    Desde ya quisiera agradecerle por su aporte ya que contribuyo a seguir sumando información a cerca de este tema tan apasionante.
    Agradecería mucho su respuesta, ya que estoy investigando en post de realizar un Reportaje Informativo para el «Seminario de Periodísmo» de la Carrera de Ciencias de la Comunicación de la Universidad de la República (Montevideo, Uruguay).
    Muchas gracias!

    Mauro Addiego

    • Miguel Angel Barquín
      Miguel Angel Barquín On mayo 12, 2016 at 6:10 pm Responder

      Gracias Mauro por tu participación.
      Efectivamente ambas terapias dan más importancia al paciente que a la enfermedad (sobre todo la terapia floral); sin embargo, son diferentes, entre otras cosas, porque los remedios homeopáticos son vibraciones a diferentes escalas (se someten a procesos de dilución y sucusión) sustraídas de sustancias de origen mineral, vegetal o animal. Los remedios florales en cambio son información vibracional en su estado natural (como Dios la puso en la naturaleza) obtenida de las flores.
      En cuanto a LO SIMILAR CURA LO SIMILAR aplicado al remedio es exclusivo de la homeopatía; la terapia floral aportar con sus remedios la vibración correspondiente a la virtud contraria al defecto a tratar.
      Miguel Ángel

Deja un comentario