EL CAMBIO Y LAS FLORES DE BACH ©

Share on Pinterest
Compartir a amigos










Enviar

cambio flores de bach

La naturaleza de la vida no es permanencia, sino flujo, cambio, movimiento…

Las flores de Bach favorecen el movimiento, ese movimiento interior que precede a todo movimiento exterior. Son, dentro de un contexto terapéutico, generadoras de vida; es decir, de cambio. Mueven las emociones, pero también la biología, la mente y el alma, así como los vínculos familiares y fraternales.

En definitiva, la terapia floral guarda una estrecha relación con nuestro cambio y el de los demás: el que ya se dio, el que se debería dar, el que se podría dar… ese cambio que anhelamos, ese cambio que tememos.

Desde esta perspectiva del movimiento y el cambio, la temática de cada remedio floral del repertorio Bach podría entenderse así:

AGRIMONY: Para los que evitan contactar con aquellos sentimientos que los moverían al cambio.

ASPEN: Para los que presienten la llegada de un trágico cambio.

BEECH: Para los que consideran que son los otros los que necesitan un cambio.

CENTAURY: Para los que evitan con su persistente disponibilidad que otros hagan un cambio.

CERATO: Para los que buscan certeza en la opinión de los demás antes de decidirse al cambio.

CHERRY PLUM: Para los que pierden el control frente al cambio.

CHESTNUT BUD: Para los que por falta de escarmiento necesitan repetirse en las experiencias de los pequeños cambios, impidiendo así el gran cambio.

CHICORY: Para los que poseen, chantajean o controlan para inducir o evitar en los suyos los cambios convenientes que conserven el sistema familiar sin cambios.

CLEMATIS: Para los que se conforman con imaginar el cambio.

CRAB APPLE: Para los que ven caos y desorden en el cambio.

ELM: Para los que se sienten abrumados ante la responsabilidad de hacer cambios, o desbordados frente el mismo cambio.

GENTIAN: Para los que se desalientan con los altibajos de un proceso de cambio, o ante el contratiempo de un inesperado cambio.

GORSE: Para los que claudican perdiendo toda esperanza de cambio.

HEATHER: Para los que se autoobservan para detectar cualquier indicio de cambio y hacen propaganda de sus dolorosos cambios.

HOLLY: Para los que resienten, celan o envidian en los demás cualquier situación positiva de cambio.

HONEYSUCKLE: Para los que por apego a lo antiguo carecen de interés por el cambio. 

HORNBEAM: Para los que viven enrutinados, cansados o desmotivados por la falta de cambio.

IMPATIENS: Para los que se irritan ante la lentitud del cambio.

LARCH: Para los que se desvalorizan ante los retos generadores de cambio o generados por el cambio.

MIMULUS: Para los que temen el cambio.

MUSTARD: Para los que se sienten tristes al margen de la inmovilidad, sin encontrar tampoco sentido al cambio.

OAK: Para los que se empeñan en luchar para ser ellos los que, con su esfuerzo, logran el cambio.

OLIVE: Para los que se sienten cansados ante la sola idea de cambio, o a causa de antiguos cambios.

PINE: Para los que se incriminan por el cambio, o se recriminan por los inconvenientes a terceros que ha traido el cambio.

RED CHESTNUT: Para los que temen en los demás el cambio, o que su integridad se vea afectada a causa de algún cambio.

ROCK ROSE: Para los que se paralizan de miedo ante el cambio.

ROCK WATER: Para los que por apego a normas y convencionalismos censuran en sí mismos movimientos generadores de cambio.

SCLERANTHUS: Para los que por volubilidad e indecisión postergan el cambio.

STAR OF BETHLEHEM: Para los que han experimentado un violento cambio cuya falta de asimilación impide la llegada de nuevos cambios. 

SWEET CHESTNUT: Para los que la oscuridad y la angustia les impide ver en el horizonte la luz del inminente cambio.

VERVAIN: Para los que, sobreentusiasmados por sus imperantes ideas, impiden o provocan, con la participación de los demás, el cambio.

VINE: Para los que no dudan en dirigir autoritariamente a los demás para alcanzar su ambicionado cambio.

WALNUT: Para los que se resisten o les cuesta adaptarse al cambio.

WATER VIOLET: Para los que disfrutan en soledad del cambio, y viven cualquier intromisión en su intimidad como una amenaza de cambio.

WHITE CHESTNUT: Para los que creen que con el pensamiento repetido pueden provocar el cambio.

WILD OAT: Para los que se sienten inciertos ante los diferentes caminos posibles para alcanzar el cambio.

WILD ROSE: Para los inmovilizados por la apatía ante cualquier posibilidad de cambio.

WILLOW: Para los que creen que no se les hará justicia hasta que se produzca en este mundo un profundo cambio.

Autor: Miguel Ángel Barquín

Todos los artículos de este sitio pueden ser reproducidos, siempre y cuando se cite al autor, Miguel Ángel Barquín, y la página donde fue inicialmente publicado,www.preesencia.mx

 

Categories: Articulos, Blog

Deja un comentario