¿Quién puede recetar flores de Bach? ©

Share on Pinterest
Compartir a amigos










Enviar

 

Les comentaba en otra ocasión que un médico homeópata, sin saber que yo era terapeuta floral, me aconsejó que no tomara flores de Bach porque, según él, era homeopatía mal preparada.
En principio uno esperaría escuchar las peores pifias sobre la terapia floral de boca de médicos alópatas, pero en mi caso no ha sido así.
Esta misma semana una alumna mía, desconcertada, me transmite una experiencia desagradable que acaba de tener en una consulta homeopática. Me dice que al final de la sesión el médico le hace saber que le dará flores de Bach (bueno, al menos éste no las considera homeopatía de segunda); correspondiendo al comentario ella se anima a contarle que se está formando como terapeuta floral. Al oír esto el homeópata reacciona violentamente: “¡No sé qué le pasa a la gente hoy en día que cree que puede tomar unos cursos e ir por ahí dando flores de Bach!… ¡Son remedios de manejo delicado que pueden despertar emociones muy intensas y es muy peligroso indicarlas si no se está debidamente formado en medicina homeopática!” Y otros comentarios parecidos…
¿Qué les parece? Ahora resulta que el uso de las flores de Bach es patrimonio exclusivo de los homeópatas. Lo que supondría, claro está, que la terapéutica floral entendida como una disciplina diferenciada de la homeopatía, alopatía o psicología, simplemente no existe.
Mi indignación despertó cuando recordé el desprecio generalizado de los homeópatas al mensaje de Bach en la conferencia que les impartió en Londres en 1931, donde defendía el aporte en positivo de la virtud contraria al defecto a tratar, propio de la terapia floral, como una continuación lógica (así lo dice Bach) al postulado de Hahnemann, que como sabemos se apoya en el principio de “lo similar cura lo similar”.
En mi opinión, esta reminiscencia de la comunidad homeopática inglesa a la propuesta del Dr. Bach hace que la pretensión de monopolizar para la homeopatía el uso de las flores de Bach sea, además de equivocada, patética.
Y ya puestos, terminaré diciendo algo más. Los terapeutas florales son terapeutas florales porque asisten a aquellos cursos que los forman como terapeutas florales, eso no los hace homeópatas de la misma manera que los homeópatas, aunque sin duda pueden recetar flores de Bach, no son terapeutas florales. El terapeuta floral es fiel a los postulados de Bach y piensa floralmente (este punto solito es todo un tema), acompaña terapéuticamente al consultante en sesiones que duran normalmente dos o tres veces más que una consulta homeopática, selecciona las flores estratégicamente para promover su crecimiento personal, facilita el darse cuenta del para qué trascendente de la enfermedad y un largo etcétera que va más allá del mero hecho de prescribir, con una bata blanca, flores de Bach.
Son bienvenidas sus opiniones.

Todos los artículos de este sitio pueden ser reproducidos, siempre y cuando se cite al autor, Miguel Ángel Barquín, y la página donde fue inicialmente publicado,www.preesencia.mx
Recomendamos leer el artículo Homeopatia vs Terapia Floral

Categories: Articulos, Blog

2 Comments

  1. yosune
    yosune On abril 18, 2017 at 2:15 pm Responder

    Resulta curioso pues precisamente la idea del Dr. Bach, fue que cualquiera tuviera acceso a los remedios y se preparase sus flores.
    De echo muchos de nosotros, hemos comenzado experimentando con nosotros mismos, a veces de la mano de un terapeuta floral y también solos. No soy medico, ni homeopata. Estudie terapias naturales, acupuntura para el dolor, quuiromasaje, y siatshu. La formacion sobre flores de Bach la hice con Ricardo Orozco, en Barcelona hace unos 17 años. Ahora me he especializado en flores de Bach para animales de compañia. Considero que la formacion floral es única y que por mucha medicina alopatica u homeopatica, psicologia o psicoterapia que hayan estudiado algunos profesionales, solo si se estudian las flores desde el corazon de la vision de Bach y se experimenta su accion en uno mismo, se puede considerar a alguien terapeuta floral.
    Yosune

Deja un comentario