Última carta de Bach

Share on Pinterest
There are no images.
Compartir a amigos










Enviar

Dr. Bach

Un día como hoy, 27 de noviembre de 1936, muere apaciblemente mientras dormía Edward Bach. Una semana antes comentaba a sus colaboradores “Mi tarea está cumplida. Mi misión en este mundo ha finalizado”.

Esta es la última carta que Bach les escribió:

Queridos amigos:

Sería maravilloso construir una pequeña Hermandad, sin rangos ni categorías, donde nadie fuera más ni menos que los otros, para dedicar nuestras vidas a cumplimentar los siguientes principios:

1. Se nos ha deparado un sistema curativo sin precedentes en la memoria de la humanidad; con la simplicidad de estos remedios florales podremos tener la absoluta certeza de contar con sus maravillosas virtudes para vencer la enfermedad.

2. No criticar, ni condenar jamás los pensamientos, las opiniones o las ideas de los demás, recordando siempre que todos los seres humanos somos criaturas de Dios, y cada uno de nosotros recorre su camino hacia la Gloria del Divino Padre.

3. Llevamos en nuestra mano diestra, como los Caballeros del pasado, las armas para vencer al dragón del Miedo, sabiendo que nunca deberemos pronunciar una palabra de desaliento, sino que, por el contrario, debemos llevar esperanza y sobre todo seguridad, a aquellos que sufren.

4. Jamás debemos dejarnos llevar por los éxitos o las adulaciones que podamos encontrar en nuestra misión, recordando siempre que no somos otra cosa que los mensajeros del Gran Poder.

5. Cuanto más profundicemos en la confianza de quienes nos rodean, mejor podremos influenciarles nuestra convicción de que todos nosotros somos solamente agentes de la Divinidad, enviados para socorrerlos en sus necesidades.

6. A medida que los enfermos mejoren, debemos explicarles que las hierbas de los campos, que son las que los están curando, son dones de la Naturaleza: que son dones de Dios. De esta forma, lograremos que crean nuevamente en el Amor, la Misericordia, la Compasión y la Fuerza Omnipotente del Más Alto.

Todos los artículos de este sitio pueden ser reproducidos, siempre y cuando se cite al autor, Miguel Ángel Barquín, y la página donde fue inicialmente publicado,www.preesencia.mx

Categories: Blog

One Comment

  1. Karen Aravena Becerra
    Karen Aravena Becerra On noviembre 28, 2015 at 1:11 pm Responder

    Mucha gracias, ha sido una gran terapia en mi vida.
    Bendiciones. por haber creado esta divinidad ad de sanación.

Deja un comentario