El sufrimiento y la terapia floral

Share on Pinterest
Compartir a amigos










Enviar

camino recortada

El dolor es temporal, pero su legado es permanente. Nuestra edad psicológica está construida sobre los cimientos de padecimientos antiguos. Sufrir nos deja como secuela el crecimiento interior.

La vida misma se encarga de que esto sea así; sin embargo, el nivel de aprovechamiento que cada uno hace del sufrimiento es variable.

No perder la paz ante los contratiempos de la vida demanda saber mirar más allá del sinsentido aparente. 

Ayudarnos a develar el para qué trascendente del sufrimiento y sustraer su máximo provecho espiritual es uno de los más significativos roles facilitadores del terapeuta floral.

 

Todos los artículos de este sitio pueden ser reproducidos, siempre y cuando se cite al autor, Miguel Ángel Barquín, y la página donde fue inicialmente publicado, www.preesencia.mx

Categories: Blog, Uncategorized

Deja un comentario